INICIO HERMANDAD

ESCUDO

El boceto original del Escudo es obra de Manuel Vicente Pérez. Primero fue diseñado a lápiz y una vez terminado pasó a colorearlo en pintura de cera y acuarela. Fue realizado en Enero de 2007. Posteriormente fue transformado a soporte digital por Óscar García Rodríguez y Juan José Chamorro. Siendo finalizado el 25 de Mayo de 2007 y aprobado en Junta de Gobierno en funciones el 8 de Junio de 2007. Está definidos en el Artículo III de los Estatutos.

    Boceto_Escudo_BNBoceto_Escudo_1Boceto_Escudo_2

El Escudo está constituido por dos óvalos:

-  El óvalo de la izquierda, de color rojo sangre de toro, alberga en su interior la Santa Cruz, una corona de espinas, los tres clavos y tres dados, representando los atributos previos a la crucifixión del Señor.

-  El óvalo de la derecha, de color azul  cielo, se inserta la “M” mariana, el término “Charitas” y tres estrellas que junto con el color azul representan “El Cielo de Salamanca”.

Entre los citados óvalos figura en dorado el Cáliz y la Sagrada Forma con las siglas JHS (Abreviatura del original en  latín “JESUS HOMINUN SALVATOR”, Jesús Salvador de los Hombres) y el Sagrado Corazón.

Bajo el Cáliz se sitúa una paloma, representando al Espíritu Santo. Alrededor de los citados elementos una orla en color de la piedra de Villamayor con la flora verde de los Campos de Salamanca, que envuelve el conjunto descrito anteriormente, rematándose en la parte superior con la corona Real, símbolo de la realeza de la Santísima Virgen.

El Escudo de la Hermandad va situado en la capa a la altura del hombro izquierdo, bordado sobre fondo blanco y ribete dorado, conforme establece el Artículo III de los Estatutos y de la forma antes descrita.

Escudo_San_BenitoEscudo de la Sede Canónica de la Iglesia de San Benito

Según el Reglamento Interno para la Estación de Penitencia, los hermanos nazarenos llevarán bordado a la altura del pecho el distintivo representativo de la sede canónica donde está erigida la Hermandad, el cual irá bordado sobre fondo blanco. Fue transformado a soporte digital por Óscar García Rodríguez.

En este sentido, el escudo de la Sede Canónica de la Hermandad está sacado de la Medalla de San Benito, propagada en todo el mundo hace más de 300 años, especialmente por los monjes benedictinos.  Es célebre por su eficacia extraordinaria contra el demonio y sus manifestaciones; en la defensa contra maleficios de todo género, contra enfermedades, especialmente las contagiosas, contra picaduras de serpientes y otros animales ponzoñosos; en la protección de animales domésticos, vehítraseros, etc.

Repetidas veces aprobada y alabada por los Papas, la medalla de San Benito, que une a la fuerza exorcizante de la Santa Cruz del Redentor – la señal de nuestra salvación -  el recuerdo de los méritos alcanzados por la santidad eximia del gran Patriarca San Benito, es sin duda muy indicada para los fieles católicos.

La Imagen de la Cruz representada en el Escudo

Basta al cristiano considerar brevemente la virtud soberana de la Cruz de Jesucristo, para comprender la dignidad de una medalla en la cual está representada.

La representación de la Cruz despierta en nosotros todos los sentimientos de gratitud para con Dios, por el beneficio de nuestra salvación.

La Cruz causa terror a los espíritus malignos, que siempre retroceden ante ella, y apenas la ven se apresuran en soltar su presa y huir. Así pues, nuestra medalla, que representa en primer lugar la imagen de la Cruz, está en perfecta armonía con la piedad cristiana y ya solo por este motivo es digna del mayor respeto.

Los caracteres que se leen en el Escudo

Además de las imágenes de la Cruz, el escudo de la Sede canónica trae también cierto número de letras, cada una de las cuales representa una palabra latina. Las diversas palabras reunidas tienen un sentido que manifiesta la intención de la medalla de donde se ha sacado el escudo que representa nuestra sede: expresar las relaciones que existen entre el santo Patriarca Benito y la Santa Cruz; y al mismo tiempo, poner al alcance de los fieles un medio eficaz de emplear la virtud de la Santa Cruz contra los espíritus malignos.

Esas letras misteriosas están conjuntamente con la representación de la Santa Cruz. En primer lugar, las cuatro colocadas entre los brazos de dicha Cruz:

C S

P B

Significan: Cruz Sancti Patris Benedicto; en castellano, Cruz del Santo Padre Benito. Esas palabras explican el fin de la medalla.

En la línea Vertical de la Cruz se lee

C

S

S

M

L

Lo que quiere decir: Cruz sacra sit mihi lux; en castellano, La Cruz Sagrada sea mi luz.

En la línea horizontal de la misma Cruz, se lee:

N  D  S  M  D

Lo que significa: Non draco sit mihi dux; en castellano, No sea el Dragón mi guía.

Reuniendo esas dos líneas se forma un verso pentámetro, mediante el cual el cristiano expresa su confianza en la Santa Cruz, y su resistencia al yugo que el demonio querría imponerle

Alrededor del escudo existe una inscripción más extensa, que representa en primer lugar el santísimo nombre de Jesús, expresado por el monograma bien conocido; IHS (en el modelo más conocido de la Medalla de San Benito el monograma I.H.S. fue reemplazado por el lema benedictino PAX; en castellano, Paz)

Vienen después, de derecha a izquierda las siguientes letras:

V  R  S  N  S  M  V  S  M  Q  L  I  V  B

Estas iniciales representan los dos versos siguientes

Vade retro satanás; nuncuam suave mihi vana

Sunt mala quae libas; ipse venena bibas

En Castellano: Apártate, Satanás; nunca me aconsejes tus vanidades, la bebida que ofreces es el mal; bebe tú mismo tus venenos.

Tales palabras se supone que fueron dichas por San Benito: las del primer verso, con ocasión de la tentación que sintió y de la cual triunfó haciendo la Señal de la Cruz; las del segundo verso, en el momento en que sus enemigos le presentaron una bebida mortífera, hecho que puso al descubierto bendiciendo con la señal de la vida el cáliz que la contenía.

El cristiano puede utilizar estas palabras cuantas veces fuera asaltado por tentaciones e insultos del enemigo invisible de nuestra salvación. El mismo Jesucristo Nuestro Señor santificó las palabras Vade retro, Satanás - Apártate, Satanás - y su valor es cierto, una vez que el propio Evangelio nos lo asegura. Las vanidades que el demonio nos aconseja son las desobediencias a la ley de Dios, las pompas y falsas máximas del mundo. La bebida que el ángel de las tinieblas nos presenta es el pecado, que da muerte al alma. En vez de aceptarla, devolvámosle tan funesto presente, ya que él mismo lo escogió como herencia suya.

Basta que alguien pronuncie con fe tales palabras, para sentirse inmediatamente con fuerzas para arrostrar todas las embestidas del infierno. Aun cuando no conociéramos los hechos que demuestran hasta qué punto Satanás teme esa medalla, la simple consideración de lo que representa y expresa bastaría para que la consideráramos una de las más poderosas armas que la bondad de Dios puso a nuestro alcance contra la malicia diabólica.

 

MEDALLA

Según el ARTICULO IV de nuestros Estatutos la Medalla de Hermano será el escudo de la Hermandad, cuyas dimensiones aproximadamente serán de 6,5 cm. Por 5 cm.

Estará realizada en metal plateado, excepto la del Hermano Mayor que será dorada. En el reverso llevará en relieve la denominación de la Hermandad.

Penderá de un cordón en hilo de color granate y azul, excepto la de los miembros de la Junta de Gobierno cuyo hilo será de color dorado.

MEDALLA COLOR PLATA

HERMAN@

MEDALLA COLOR PLATA REVERSO

HERMAN@

MEDALLA COLOR ORO

HERMANO MAYOR

MedallaPlata MedallaPlataTrasera MedallaOro

  

HÁBITO

>>Infórmate de las Normas de Confección del hábito<<

Según la ordenanza 3ª de nuestros Reglamentos:

 Nazareno

Los Hermanos Nazarenos que participen en la Estación de Penitencia vestirán hábito compuesto de sotana de color crema pálido y capa del mismo color, así como capirote de terciopelo de color granate. La botonadura delantera y bocamangas y el cíngulo trenzado serán igualmente de color granate.

En la capa y a la altura del hombro izquierdo llevará el escudo de la Hermandad, bordado sobre fondo blanco y ribete dorado, conforme a lo que establece el Artículo III de los Estatutos.

El capirote tendrá una altura de 75 centímetros, bajo el cual y a la altura del pecho, se deberá llevar la medalla reglamentaria de la Hermandad. También llevará bordado a la altura del pecho el distintivo representativo de la sede Canónica donde está erigida la Hermandad, el cual irá bordado sobre fondo blanco.

El calzado, calcetines o medias serán necesariamente de color negro; los guantes serán de color blanco. Aquéllos que lo deseen podrán realizar Estación de Penitencia descalzos.

Queda expresamente prohibido portar cualquier signo externo que posibilite la identificación del Hermano Nazareno, salvo el anillo representativo de la alianza matrimonial.

hermandad_01

hermandad_03

hermandad_05

hermandad_07

hermandad_09

hermandad_11

hermandad_13

hermandad_15

hermandad_17

Normas Donaciones