• Estación de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras
  • María Santísima de la Caridad y del Consuelo
  • Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras
  • Benamanos a María Santísima de la Caridad y del Consuelo
  • Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras
  • Besapie a Nuestro Padre Jesús Despojado de sus vestiduras
INICIO ACTUALIDAD

Segundo día del Curso de Caridad y Asistencia Social

02-06-09-CursoCaridad

La segunda jornada del Curso de Caridad y Asistencia Social se celebró en la sede de Cáritas Diocesana a las 20:45 h con la participación de varios hermanos y hermanas. A continuación se expone un resumen realizado por nuestro Hermano Mayor:

I CURSO DE CARIDAD Y ASISTENCIA SOCIAL 2009-2010
Introducción:
D. Jorge García, Delegado Episcopal de Cáritas en Salamanca, nos presenta en este segundo día del Curso de Caridad y Asistencia Social, el tema del voluntariado social, la participación de los cristianos en la caridad y el auxilio social, nuestro compromiso como cofrades. Para ello, se sirve del siguiente documento elaborado por Cáritas y que es una perfecta herramienta para abordar en profundidad esta cuestión.
1. El Voluntariado como discipulado
El voluntariado social es, por un lado, un modo de vivir la identidad cristiana en el mun­do (no el único); por otro lado, el discipulado cristiano radicaliza el voluntariado social, y con él nuestra ciudadanía, al dotarle de una narrativa de entrega radical al otro. Es una respuesta al amor incondicional del Padre, es decir, la narrativa existencial de Jesús de Nazaret.
EI voluntariado cristiano vendría a ser la expresión practica de entender la propia existencia como don recibido. Quien se entiende a si mismo desde esa radicalidad creyente, necesariamente expresa ese reconocimiento en una existencia vivida como don ofrecido. Somos don de Dios en orden a ser don para los demás. Ahora bien, no podemos olvidar que Jesús si formuló un único mandamiento, el del amor.
Cristianos preparados o con capacidad para realizar acciones de tal calidad social que todos los que lo contemplen lo entiendan como auténticas expresiones de un amor verdadero, de una solidaridad auténtica, tal como la sociedad actual entiende estas realidades: acciones integrales, liberadoras, comunitarias, proféticas, cargadas de justicia o de promoción de la justicia, que reconozcan el valor absoluto del ser humano a los ojos de Dios, que cuestionen críticamente la realidad, que transforma conciencias y estructuras, coherente con todas las demás acciones pas­torales, que integren activamente a los pobres y marginados en la promoción de su persona.
Jesús, al enviar a sus discípulos a proclamar la Buena Noticia, les pide: “Curad enfermos, resu­citad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Gratis lo recibisteis, dadlo gratis” (Mt 10,8).
Por tanto, el voluntariado social no es una opción libre para el cristiano; es una lla­mada, un mandato, una característica intrínseca de nuestro discipulado. Resulta imposible ser cristiano/a, pertenecer a la “comunidad de memoria” del amor y la entrega de Dios por la humanidad sin “darnos gratuitamente”, al estilo de nuestro Dios y como respuesta agradecida a su iniciativa. Por ello, el obispo Echarren afirma que “todo cristiano, por el hecho de ser discípulo de Jesucristo, tiene que ser un voluntario social”.
La vida de Jesús, sus palabras y sus prácticas de justicia marcan el estilo cristiano de la solidaridad y del trabajo con y por los pobres; nos pide una implicación crítica en la sociedad. La contri­bución es doble. Supone colaborar con la voluntad de justicia y compasión de nuestro Dios e impulsar una concepción comunitaria de la sociedad: una comprensión radical de los deberes ciudadanos que rompe con nuestro lenguaje de derechos adquiridos, proponiendo un lenguaje de compasión y justicia.
2. EL VOLUNTARIADO EN CÁRITAS
La misión de Caritas es la de abrir nuevos cauces para la vivencia del amor fraterno y de la solidaridad. La razón última de la existencia de Cáritas es ser expresión del amor preferencial de Dios por los pobres. Desde esta razón Caritas es una acción organizada de lucha comunitaria por la justicia y de denuncia de las causas que la generan. Esta acción no es un fin en si misma, sino un medio para despertar las energías propias de 1os colectivos afectados, incorporándolos a la búsqueda de soluciones para sus problemas.
Para ello son necesarias la presencia, el empuje, la fe y la solidaridad de quien sepa situarse al lado de ellos, y 1o haga desde la propia comunidad de referencia que debe implicarse. Aquí surge la figura del voluntario en Cáritas.
Por lo tanto para Cáritas el voluntario es un elemento esencial de su identidad. Son personas que desde la cultura de la gratuidad y la solidaridad, se hacen próximos a los pobres y se ocupan y preocupan “de acoger, atender, escuchar, orientar, ayudar, sostener y levantar a todos aquellos ciudadanos a los que la sociedad empobre­ce y maltrata”.
Este estilo de voluntariado por el que aboga Caritas, comprometido y emancipador, tiene una serie de características que recogemos en nuestra Carta del Voluntariado:
· Un voluntariado comprometido que cree en el cambio social hacia una sociedad más justa.
· Un voluntariado activo que aporta a la sociedad no sólo desde las tareas realizadas sino también desde las actitudes expresadas.
· Un voluntariado capaz de organizarse y participar desde respuestas colectivas frente al individualismo preponderante.
· Un voluntariado coherente desde la acción realizada, y que desde ahí, crece como persona y/o como cristiano.
· Un voluntariado que plasma a través de su participación unos valores como la solidaridad, la gratuidad, la igualdad ...
· Un voluntario con disponibilidad para la acción y para la formación, superan­do la barrera de la buena voluntad y promoviendo una acción de calidad.
· Un voluntariado en proceso, con motivaciones muy diferentes, que se va haciendo día a día por medio de la tarea, la formaci6n y el acompañamiento.
Caritas es toda la comunidad, todos los creyentes amando y sirviendo (diaconía) a los mas necesi­tados y excluidos. Todos los cristianos estamos llamados a amar a los más pobres y marginados, a comprometernos en la construcción de una sociedad mas justa, solidaria y fraterna.
En Caritas descubrimos a Dios vivo en este mundo, y que se nos hace presente fundamentalmente en aquellos pobres y marginados que nuestra sociedad no es capaz de ver. Al acercar­nos como voluntarios a ofrecer parte de nuestro tiempo, no intuimos los cambios que se van a producir en nosotros. De la compasión y el encuentro con el que sufre pasamos a la rabia e indignación por su sufrimiento injusto. Ello nos obliga a analizar y tratar de atajar las causas del mis­mo. En ello se nos van energías y nos cambia la vida.
Y, al final, aun habiendo aliviado sufrimiento, somos conscientes de que el mal sigue campando en nuestra sociedad. Por eso, si nos dejamos empapar, incluir en la narrativa de Jesús, esta dará sentido a nuestra entrega gratuita, sostendrá las sucesivas crisis de desencanto por las que, inevitablemente, ha de pasar todo aquel que se compromete radicalmente. Además, tendremos una concepción distinta de la persona y de la sociedad que implique la visión desde los pobres y la lucha por una sociedad inclusiva.
Finalmente resaltar una idea más respecto al voluntariado en Caritas, y es que Caritas debe ser lugar de encuentro para cristianos comprometidos y aquellos voluntarios no creyentes pero seducidos por el talante y la tarea de Caritas con los más necesitados.
-----------------
Dos bloques diferentes, pero unidos a la vez, son una verdadera e importante pauta para descubrir nuestra misión como cristianos, como cofrades de una hermandad de penitencia que tiene entre sus postulados la caridad y la asistencia social. La experiencia de Cáritas, su misión, su aportación, su Carta de Voluntariado, han de animarnos a dar ese importante paso por el que un día decidimos formar parte de esta comunidad.

Facebook  Twitter  Instagram  Youtube

 laterales_03

laterales_01

laterales_02

Normas Donaciones

Boletines

Normas Donaciones

CruzGuia1

Imágenes Secundarias

Proyecto Paso Palio

 

 Necesitamos ser la leche

 DVD

  Pulsera Cofrade